México cambia el etiquetado de los alimentos procesados para atajar la obesidad

Etiquetado

El país tiene un índice de sobrepeso del 32,4%, el segundo más alto del mundo

La Cámara de Diputados de México ha aprobado una reforma en su Ley General de Salud para cambiar las etiquetas de productos procesados con alto contenido en azúcares y grasas saturadas. La nueva legislación impone el etiquetado frontal y con mensajes de advertencia con el objetivo de brindar información nutricional más clara y reducir los altos índices de sobrepeso que afronta el país. La obesidad afecta al 32,4 % de su población, según la Secretaría de Salud, y México es el segundo país con mayor sobrepeso del mundo tras Estados Unidos. Con esta reforma, México se convierte en el cuarto país de Latinoamérica que implementará advertencias en las etiquetas de alimentos y bebidas no alcohólicas, después de que Chile aprobase una legislación similar en 2016, Uruguay en 2018 y Perú la planteara este año.

Octágonos
Los octágonos aparecerán en todos los productos envasados

Según la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición de 2016, el 76% de los mexicanos desconoce cuántas calorías debe consumir al día y el 46% admite que no comprende el etiquetado nutricional. “El etiquetado es la única fuente de información con la que cuenta el consumidor y debe ser comprensible”, sostuvo la diputada de Morena (el partido de gobierno) Miroslava Sánchez Galván, al presentar la moción en el pleno.

México es el país latinoamericano con el índice de obesidad más alto en población adulta. Según la Organización Mundial de la Salud, el 28,9 % de los mexicanos mayores de 19 años la padece. Similares porcentajes se dan en Chile y Argentina. En 2017, el 14,8% de los jóvenes mexicanos entre 5 y 18 años es obeso. México ocupa el sexto lugar de la región en cuanto a obesidad en menores de edad, pero los cinco primeros no están tan lejos: Bahamas lidera el índice con el 17,3%, seguido por Argentina (16.9 %), Chile (15.2%), Dominica y República Dominicana (ambas con un 15%).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *